Informe Torneo Bandua Wargames 26/09

Muy buenas!

El pasado sábado tuvimos torneo en Lugo organizado por Bandua Wargames y allá nos fuimos tres jugadores del Club Shadowsun a pasar el día. Se disputaron tres partidas mixtas as 1750 puntos y 7 CAPS en las que intentamos no hacer un papel demasiado horrible, jeje.

Esta vez fui con ganas de estrenar ejército y como nunca he jugado con/contra IKs (vergüenza debería darme) pues pedí unos cuantos prestados para saber como funcionan estos bichos tan terroríficos. La lista que monté es de esas que hacen que te des asco a ti mismo y se componía de lo siguiente:


DESTACAMENTO PRINCIPAL – Formación IK

  • Lanza Adamantina con tres caballeros errantes

DESTACAMENTO SECUNDARIO – Aliados Manos de Hierro

  • Tecnomarine en moto
  • 5 Exploradores (en SR) con LS Tormenta asignado
  • 5 Motos con 2 grav y un combi-grav
  • Stormtalon con cañon de asalto y martillo celestial
  • Stormraven con laser y fusión

La lista no es que tenga mucha ciencia: basicamente los IKs entran en apisonadora barriendo con todo y aguantando daños mientras el resto se dedican a puntuar y a procurar no morirse demasiado.

Bueno, dicho lo dicho, las partidas que me tocaron fueron las siguientes:


RONDA 1

Igual que en el anterior torneo de Bandua Wargames, empiezo el día contra Mike y sus caóticos en mesa 7. La lista que me jugó se componía de un par de unidades de khornitas en rhino con fusión y plasma, un diablo de forja, un predator, dos dragones, tres arrasadores y un principe alado de nurgle. Comandando la lista iba un señor del caos. Lista muy variada y equilibrada, muy en la linea de mi oponente. Jugamos porterias y vortice normal y abrió él la partida.

En el primer turno Mike le rascó la chapa a un IK (menuda mierda de tiradas las mías con los escudos; ni repitiendo, macho…) y adelantó a los marines en rhino para capturar objetivos tácticos. Yo arranqué la partida con sutileza y ganas de partir caras y me lance a por ellos para dominar el centro. Decidí dejar de lado la artillería de momento (a ver lo que me castigaba…) y reventé un rhino a base de disparos y los de dentro (señor de la guerra incluído) a pisotones. El otro lo dejé inmobilizado en una posición bastante mala y sin muchas opciones de llegar al centro para sus tripulantes.

Creo que fue un golpe importante para mi rival porque un flanco le quedó bastante desangelado así que luego pude ocuparme de sus tropas de disparo en el segundo turno con las cañoneras y, posteriormente, aguantar el resto de la partida dominando el centro. Quizás una buena elección para Mike habría sido no dejar ni su principe ni sus arrasadores en reservas porque perdió tiempo de castigo par mis IKs (y aún así consiguió llevarse uno y medio!). La partida acabó con un márgen bastante amplio a mi favor (24-0).


RONDA 2

La segunda ronda me lleva a la mesa 2 contra Navarro y una lista bastante dura de necrones+tau. De memoria, creo que se componía de espectros con látigos con un lider destructor, dos guadañas con 5 inmortales cada una, una plataforma de aniquilación, seis cuchillas, dos unidades de castas, unos rastreadores, una cataclismo y tres apocalipsis. Creo que no me dejo nada… (creo). En esta partida jugamos a seis objetivos de guerra eterna y objetivos tácticos ocultos. Decidí empezarla yo. Mi rival tenía muchas unidades así que quería empezar a borrar las más amenazantes antes de que llegase la hora de ocupar objetivos.

Avance por el centro e intenté castigar un poco a las apocalipsis (cosa que no conseguí por la cobertura y mis tiradas gafes) y dejé uno de los IKs a distancia de carga de la unidad de espectros. Era algo con lo que me las iba a tener que ver sí o sí en algún momento, así que más valía no demorar este combate para ganar turnos para matar el resto.

Mi rival asaltó, dejó al IK medio tocado pero las cuentas saliereon bien y no lo derribó así que en el turno siguiente maté a su unidad más potente con los otros dos caballeros. Una vez fuera el peligro más duro de su lista, la partida se volvió bastante lineal y básicamente se trató de arrinconar y matar en CaC y con las voladores a sus unidades de disparo más peligrosas.

En el último turno seguía contando con unidades con las que robar objetivos pero la idea de tirarme a lo cafre para reducir su número durante toda la partida salió más o menos bien, terminando con una diferencia a mi favor de cuatro objetivos tácticos y uno de guerra eterna. Fue una ronda dura pero se saldó con un 17-7 para los IKs y sus colegas robabocatas.


RONDA 3

Nos plantamos en la mesa 1 contra Fran (de mi mismo club) así que una última partida de risas siempre viene bien para acabar un torneo (que, quieras que no, jugar todo el día cansa). La lista de Fran llevaba un señor del caos en juggi con una unidad de chuchos, un diablo despedazador con zarzillos, un devorador de esos tan majos con fuerza D, un knight del caos que entre la regla demonio y el libro salvaba lo que no estaba escrito, dos dragones, dos de cultistas palmeros y unos nurgletes que hacian bulto igual de bien que los cultistas. La partida era de aniquilación y con escalada táctica.

Estaba claro que en CaC nos podíamos hacer un cristo uno a otro pero yo además podía disparar un poco así que me quedé atrás cual gallinácea haciendo tiempo mientras lanzaba pepinados de f9 a sus tropas.

Fran llegó un momento que se aburrió de que le lloviesen hostias sin devolverlas así que tomó la iniciativa y adelantó su señor de la guerra con la unidad de chuchos. “Esta es la mía”, pensé. Incauto de mi… Lo que vino a continuación fue lo más épico que me ha pasado en una laaaarga temporada. Lo resumo por pasos porque tiene su miga:

  1. Uno de mis IKs (el que llegaba) se lanza a la carga de la unidad (formada a esas alturas por solo dos perros y un señor del caos medio muerto).
  2. El IK muñonea como si no hubiese mañana. Tanto con la espada como con los pisotones acaricia el aire con ternura, con lo que se queda empantanado en una posición nada favorable.
  3. Fran aprovecha la ocasión y le contracarga con el diablo y el devorador.
  4. Mi IK manco sigue sin hacerle nada a nadie y los enemigos le funden justillos los seis puntos de armazón.
  5. Ha llegado la hora de explotar, así que mi IK se dispersa oportunamente hasta colocarse justamente otra vez en el centro de la lanza, donde provoca una detonación apocaliptica con el máximo de potencia.
  6. Mi IK barón no puede resistir tanto stress y también decide explotar a la vista del resultado de 6 en la fuerza D de la explosión del colega.
  7. El IK restante que queda se queda con dos o tres puntos de armazón, consternado por el súbito suicidio de sus compañeros y con cara de gilip***** xD

Qué puede hacer uno ante semejante pila de coincidencias? Pues qué va a ser? Partirme el culo de risa y concederle a mi rival directamente el asolamiento que más he disfrutado nunca. La dispersión, las tiradas para impactar y los resultados en la fuerza D han provocado que yo solito me haya guisado una partida desastrosa… pero desastrosamente divertida. Me he quedado sin torneo, pero claramente fue la mejor partida del día 🙂


Poco más que contar… Felicitar a Fran por su victoria (otra para Compostela! Oé! xD) y agradecer a Bandua Wargames el curro que se pega cada finde que deciden reunir a la manada de frikis con muñecos futuristas. Nos veremos en la próxima.

Saludos y seises!

Share

Puede que también te interese...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.