Crónica torneo Bandua Wargames 21/03/2015

Hola a todos!

Hoy toca colgar una pequeña crónica del torneo que se celebraba en Lugo este fin de semana en la tienda de Bandua Wargames y del que os hablábamos aquí.
Muy en resumen eran tres rondas con misiones mixtas de vórtice y guerra eterna a 1650 puntos sin límite de CAPS.
Cada misión daba un máximo de 20 puntos, se podían conseguir 5 por diferencia de puntos eliminados y 3 más por objetivos adicionales.
Todos los jugadores más o menos eramos conocidos así que era un torneo sin presiones y de colegueo.

Mi lista era lo que tenía pintado de marines aliados con lo que tenía pintado de caballeros. Como siempre empiezo a pintar las cosas más burras la lista era una cerdada como un templo:

– Biblio nv2
– 5x choque con incinerador
– 5x choque con incinerador
– 2x DK saltador con mandoble y cañón psi
– DK saltador con mandoble, incinerador y cañón psi
– Tigurius
– 3x centugravs
– 5x exploradores
– Veteranos en capsula full fusión


PRIMERA RONDA

Contra Dani y sus lobos. Desde el último torneo en el que nos enfrentamos su lista ha cambiado bastante y creo que para bien.
Lleva un señor lobo en lobo de trueno tanqueando una unidad grande de garras del cielo, dos predator, un vindicator, una stormwolf AT y dos capsulas: una con un dread con escudo y otra con tropa.
Jugamos porterias con vórtice normal de tres objetivos descubiertos. Los objetivos de Dani se quedan en su zona de despliegue y los mios uno en mi zona de despliegue (para los centus) y los otros dos tirando al centro de cara a moverme con los DKs.
Desplegó y empezó el poniendo el vindi y los retros hacia el centro y los predators en los extremos. Yo, como soy imbécil, no mido bien las distancias y pongo los centuriones a tiro del vindi en el primer tuno (como si fuese tan difícil restar seis pulgadas de movimiento del tanque…). Al menos estaban en ruinas…
Arranca Dani y se va a ablandar a los centus con Tigurius y el biblio (que otra cosa no harían en toda la partida, pero llamaban la atención del fuego enemigo cosa mala). Entre el vindi y los predator me baja uno y medio por gilipollas y ya los dejo como “unidad portera” para el resto de la partida.

Los porteros trabajando :P

Los porteros trabajando en lo suyo 😛

Por el medio avanza con los retros y el señor lobo. En el extremo izquierdo, Dani me tira la capsula con el dread para evitar que mis exploradores muñones se paseen por los puntos de ese lado de la mesa con impunidad.
En mi primer turno tiro la capsula con los fusioneros y me voy a por el vindi (que estalla). Dos servoterrores teleportan a la trasera de los predator y les hacen dos hullpoints a cada uno y dejándolos en apresurados para el siguiente turno de disparo. En el centro adelanto un poco el otro DK como cebo. En el otro extremo de la mesa los exploradores no están haciendo nada, acojonaos por el dread.
En el turno dos, Dani tira la capsula con tropa cerca de mi portería e intenta ablandar un poco más a los centus. Cae otro con la herida que le quedaba y mi señor de la guerra a base de tiros de bolter (sí, se me olvidó hacer “cuidado señor”, yo soy así :S)
En el centro, intenta la carga de los retros y señor lobo contra el DK pero no llega (estaba un pelín difícil pero tenía que intentarlo). El dread avanza hacia el DK que va a darle para el pelo al predator en el siguiente turno. La stormwolf entra, bombardea a un DK pero salen unas tiradas de pena y mi servoterror se libra de una buena.
En el turno dos la partida ya se inclina a mi favor: los dos predator vuelan a tiros de cañon psi pesado, entran mis dos de choque y entre ellas, los veteranos, el bolter de mi cápsula, el centu que queda y Tigurius prácticamente eliminan a los garras que se tiraron al lado de mi portería (quedan dos valientes) dejando mi base bastante asegurada.
El DK del centro ablanda un poco los retros con señor lobo y se tira a la carga, desafía, me acepta el desafío y hace un cromo con su señor de la guerra ganando la ronda de combate. Falla el chequeo. No los coge pero huyen una barbaridad y se van de la mesa.

El resto de la partida ya la tenía bastante decantada a mi favor pero Dani intentó recuperar su base hasta el último minuto para reducir la desventaja. Finalmente, con su portería guardada por dos DKs no le fue posible así que la ronda acabó con cuarenta y pico puntos para mi.

El intento del último turno

El intento del último turno

Al margen de la partida, he de decir que me encanta como esta evolucionando el ejército de Dani. Siempre lleva listas muy variadas y va cogiendo forma y color muy rapido. Me voy a tener que poner como meta montar y pintar al mismo ritmo.


SEGUNDA RONDA

Más lobos; esta vez contra los de Jano. Ultimamente no hay torneo en el que no nos toque juntos ni torneo en el que no me dé lo mío y lo de mi prima xD
Dos raiders (uno redentor y uno láser), una stormwolf AT y una cápsula, todo lleeeeeno de garras.
Jugamos cruzada de cinco objetivos y vortice normal pero con cartas tapadas. El despliegue es en cuadrantes con unas ruinas enormes en el centro de la mesa.
Esta vez empiezo yo. Como sé que si me acerco demasiado avanza, desembarca y me cruje con puños de combate despliego en “modo acojonado” poniendo los DKs como cobertura de los centuriones e intento empezar por inmovilizar los LR. Tiro la cápsula, bajo los veteranos, fusiono el LR redentor y lo dejo con un punto de armazón (los resultados se tiran todos en internos pero soy gafe). El otro (el láser) recibe cañonazos psi hasta en el carnet de identidad. Solo le bajo un hullpoint pero con un interno que lo deja inmovilizado. Ya podían haber intercambiado los resultados los LR…
En el primer turno de Jano se lleva la primera sangre con el escuadrón de suicidio (AKA veteranos) y empieza a ablandarme los DKs. Tira la capsula y empieza a ocupar los ruinas del centro.

Cápsulas! Cápsulas everywhere!

Cápsulas! Cápsulas everywhere!

Llega mi segundo turno y disparo a todo meter contra los LR. Muy mal tiene que salir para no cargarme el redentor… Sale mal. Encaro los centuriones hacia lo que tienen al alcance (los garras del centro) y hago un cristo con “el momento justo” de adivinación.
El segundo turno de Jano es el turno “DKs go home”. La stormwolf entra y reduce un DKs a cenizas y el otro cae a base de tiros de bolter de cápsula de desembarco y de dos garras que habían sobrevivido. Bueno… es lo que tiene tirar en las salvaciones dados que tienen unos en todas las caras. Esto me deja sin demasiados movimientos para el siguiente turno y bastante abrumado numéricamente (más que de costumbre para ser GK).
A partir de aquí la partida ya se vuelve monótona: queda un DK con los días contados, los centus que sobreviven a base de invisibilidad (solo por alargar turnos y no dar demasiada vergüenza) y cuatro matados mas.

Los aburridos de la partida

Preparados para lo que va a bajar de la stormwolf

Sobra decir que el resultado es parecido al de la primera ronda pero esta vez en mi contra. Parece que mi revancha contra Jano tendrá que esperar un torneo más (aunque voy a tener que darle muchas palizas para conseguir venganza por todas las que me ha dado a mi ya xD).


TERCERA RONDA

Nos vamos a mesa cuatro con Anxo y sus arlequines. Además de no tener ni idea de arlequines (ni mucha de Eldars en general) tampoco me había cruzado con Anxo en ninguna partida. Me ha parecido un tío de puta madre y me ha gustado jugar contra el. Espero repetir más veces.
Os pondría su lista detallada pero entre que era la primera vez que veía arlequines y ya no me daba más de si el riego a esa hora de la tarde, la verdad es que no la recuerdo muy bien. A grosso modo creo que eran dos unidades mas o menos grandes de arlequines a pie con tres psiquicos de nivel dos. Una unidad de dos motos y otra más de infantería embarcada en un “venom”. Para cerrar, el solitario. Si os digo la verdad, me quede flipado de que fuesen tan pocas minis (y eso que juego caballeros…).
La última ronda era de aniquilación con escalada táctica. Me vais a perdonar pero de esta partida se me olvidó hacer fotos.
Al margen de los objetivos, no tenía ni idea de que estilo de juego tenían los arlequines así que me dediqué a abrasar a preguntas a Anxo que tuvo más paciencia que un santo conmigo. Al final la conclusión que saqué es que si me dejaba trabar en CaC estaba jodido así que mejor mantener las distancias e intentar dispersar todos los velos posibles para poder disparar de lejos. Lo que me quedase fuera de alcance (porque todo no iba a poder dispersarlo) mejor darle de cerca con unidades pequeñas y prescindibles. Los de choque con incineradores me venían al pelo para esto.
La partida fue muy rápida. Empecé yo y me dediqué a tirarle hasta piedras al solitario en primer lugar porque me daba pánico. Por suerte cayó en esta ronda llevándome la primera sangre.
Los vetaranos hicieron su misión suicida una vez más y reventaron el transporte. Las tiradas en los internos, una vez más, no consiguieron explosionarlo. Una pena, porque con lo blanditos que son los eldars y con lo cerca que estaban todos me habría venido de perlas para colar alguna baja más.
Anxo empezó la partida moviendo hacia mis lineas, “veleando” lo que podia y cargando con las dos motos a uno de los DKs. Los veteranos fueron vilmente fusilados en medio de las tropas enemigas (como siempre) y el combate se resolvió con un empate gracias a que el DK tenía lanzado santuario desde mi turno (sino ya lo podía devolver al cajón).
En mi turno dos entraron los de choque y cumplieron con creces sus objetivos: frieron y dispararon por doquier. Los otros dos servoterrores hicieron lo mismo y conseguí un gran número de bajas eldar decantando la partida bastante a mi favor. En el combate volvimos a tener un empate en una pelea de muñones (también llamada “servoterror invisible muñón”) del que destrabó las motos con atacar y huir.
Para el tercer turno a Anxo ya no le quedaban demasiadas opciones y, aunque en combate volvió a asaltar con las motos, esta vez mi DK estaba algo más fino y destrozó la que quedaba.
El resto de la partida básicamente fue disparar a lo que quedaba sin dejar que se acercara terminando la ronda con asolamiento a mi favor.
No sé si llevando todo embarcado serán más manejables, pero a priori llevar arlequines a pie (por mucho que tengan lo de correr y asalta) me parece tremendamente difícil de manejar y creo que tiene mucho mérito intentar jugarlos así en un torneo. Eso sí, jugados aliados con Eldar pueden ser una fumada guapa con tanto velo por aquí y por allá. Les daría disparo a larga distincia y serían casi intocables a no ser que te pongas en su cara. Bueno… esto ya son disertaciones para otro artículo :P


Las conclusiones que saco del torneo son varias:

– Que me sigue encantando ir a Lugo a pesar del madrugón.
– Que los centuriones más que para matar son para desviar la atención de otras cosas. Creo que en todo el torneo hicieron un turno de disparo provechoso y luego se dedicaron a recibir palos y a aguantar puntos. Son muy buenos pero creo que la próxima vez que juegue armás gravitón será con motos, me parecen más entretenidas.
– Que en la tienda cada vez estamos mas sordos porque hubo rondas que ni a gritos nos oíamos xD
– Que la invisibilidad revalida su trono como poder más cerdo de todo el reglamento. Da igual a que unidad se la lances; siempre será demasiado desequilibrante.
– Que un plato de callos, un plato de churrasco y un cacho de tarta de chocolate no es un menú valido para retomar una partida sin sueño xD
– Que me sigue encantando jugar con unidades móviles y lo que se queda atrás disparando sin más me aburre, así que lo siguiente que recibirá color serán dos escuadras de interceptores para que los centus se tomen un descanso.
– Que Jano sigue apuntado en mi libro de los agravios.
– Que el solitario, si lo dejas escondido hasta el turno cinco, se carga lo que quiera donde quiera.
– Que los necroguardias de FredLuck con Orikan son indestructibles.
– Que Mike e Ivo son unos tardones y cené tarde por su culpa :P
– Que ya me tarda el siguiente torneo :)

Saludos y seises!

Share

Puede que también te interese...

4 Respuestas

  1. Draven Draven dice:

    Gran artículo Kudrim, dan ganas de pegarse el viajecito para disfrutar de unas cuantas partidas!

  2. FredLuck dice:

    Buen artículo ;D
    Ya tengo ganas de volver a próximo torneo, siempre lo pasamos genial, buen ambiente, buena comida, y risas aseguradas.

    PD: Es cierto que mi Necroguardia con Orikan sorprendió mas de uno, es muy complicada de matar. Mi miedo es el pisoton de un IK y poco más xD

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.